LUZ DE FUGA – MICRORELATOS

 

Luz de fuga es una obra perteneciente al nuevo género llamado minificción, microrrelato o minicuento, que Ítalo Calvino consideró como el género literario del tercer milenio; consta de ciento once textos, escritos en prosa narrativa. El libro tiene 120 páginas, incluyendo la portada, las páginas preliminares y la tabla de contenido.

Su primera edición impresa, que tuvo una tirada de 1500 ejemplares, se publicó en Tunja en 1996 por la editorial Ornitorrinco, creada para publicar dicho libro, y la edición se agotó rápidamente. Desde entonces, no se volvió a hacer ninguna edición ni reimpresión. 

Luz de fuga es una obra de literatura fantástica que trata asuntos de la cruda realidad cotidiana, es decir, es una creación de ficción literaria que surge del drama de la vida humana individual y social de Colombia y de cualquier país latinoamericano, o de otros continentes, que ha sido víctima de la injusticia, la miseria, la exclusión, la guerra y el exterminio, cometidas no sólo por el espíritu del mal encarnado en los poderes político, militar, económico, social, religioso, cultural, etc., sino también por las fuerzas perversas que subyacen en el alma humana (el odio, la agresividad, la envidia), y por el terrible poder de destrucción de los fenómenos telúricos y los desastres naturales.

 

Carátula 1ra. Edición / Dibujo de Gonzalo Acero

El tema de Luz de fuga es la violencia en sus diversas manifestaciones: la guerra interna, las bandas criminales, el terrorismo del narcotráfico, los crímenes de Estado, el exterminio político, los oficios del hampa, el asesinato, el secuestro, las desapariciones, el desplazamiento forzado. Estas calamidades y las demás sorpresas funestas y letales que se presentan en las narraciones, son como una fatalidad que atraviesa todas las vivencias  humanas, incluyendo el amor.

La obra se caracteriza por la brevedad vertiginosa, el humor negro, la ironía, el sarcasmo, la sátira, la sorpresa y lo insólito; y se distingue poéticamente por el uso de la metáfora, la prosopopeya, el símbolo y la alegoría. Como obra artística, Luz de fuga es una interpretación poética de la realidad, que transmite  la visón del mundo y la actitud del autor, y que pretende proyectarse como un testimonio estético de una época histórica oscura, trágica y sangrienta que ha afectado a millones de seres humanos y tiene la noble intención de sensibilizar, conmover, iluminar la conciencia, divertir y hacer pensar al lector frente a la injusticia social, la guerra, la violencia generalizada, la corrupción, las miserias, el sufrimiento de la mayoría y la quiebra de los sueños y utopías de la Humanidad.

* * *

COMENTARIOS

OLMEDO VARGAS HERNÁNDEZ
Editor

Por su nivel paradigmático de calidad estética, Luz de fuga es una excelente obra que será representativa y de fundamental importancia para la configuración de un género que aún no cuenta, dentro de la literatura colombiana, con teoría literaria, crítica ni investigaciones. Su más de un centenar de ficciones son verdaderas obras de arte literario en miniatura, narraciones que fluyen con  ritmo vertiginoso y culminan con el destello de un instante revelador.

Es una escritura sustancial donde el intenso esfuerzo de síntesis llega a palpar los ámbitos del silencio, urdiendo una compleja red de connotaciones con las cuales crea un universo simbólico. Son textos certeros en los que poesía, ironía sarcástica, humor negro, reflexión crítica y rigor técnico se confabulan para impactar y deleitar con imágenes artísticas de nuestra condición humana y las vivencias cotidianas; pero en éstos la invención poética y la construcción de espejos imaginarios trascienden la realidad transformándola en una creación estética. La brevedad esencial de estas minificciones estalla en efectos pirotécnicos que impresionan e iluminan la imaginación y la sensibilidad del lector.

Derechos reservados
© Guillermo Velásquez Forero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *